LG ha confirmado a su junta de accionistas la decisión de parar de desarrollar nuevos teléfonos móviles, lo que dicho de otra manera, significa que LG abandona la industria de los smartphones tras varios años en pérdidas, una menor influencia y productos que no competían contra los equivalentes de Samsung, Apple o Xiaomi.

La noticia se ha confirmado con un comunicado enviado por la compañía, en el que se apunta que «este movimiento permitirá a LG dedicar más recursos a otras áreas en crecimiento, como componentes de vehículos, dispositivos conectados, smart homes, robótica, inteligencia artificial y soluciones y servicios B2B».

LG es líder en fabricación de pantallas OLED y uno de sus productos estrella en la tecnología de consumo es el televisor, donde su negocio sigue al alza y sólo Samsung es competencia directa.

La fecha efectiva del cierre del negocio móvil está prevista para el 31 de julio de 2021, según ha confirmado la empresa.

¿Abandonará del todo el mercado móvil?

Esta salida de la industria del smartphone significa que no se fabricarán más móviles con el nombre LG, pero no que la empresa surcoreana no siga trabajando en tecnologías para este entorno, «como el 6G».

El panorama de la industria del smartphone ha cambiado mucho desde sus inicios, en los que empresas como HTC, Sony o LG gozaban de un buen punto de partida y otras como Samsung o Xiaomi tardaron algo más en despegar, pero se hicieron con la gran mayoría de usuarios pasados los años.

Apple sin embargo siempre ha tenido una posición de ventaja por utilizar su propio sistema operativo y ser los responsables de un cambio de paradigma que dejó en la estacada a fabricantes hasta entonces fundamentales, como Nokia.

Tras la decisión de LG, muchos expertos miran de reojo a otros fabricantes, como Sony, que sigue lanzando teléfonos de su gama Xperia e intentando atraer usuarios de ciertos nichos para mantener a flote un negocio en el que el marketing agresivo, el constante avance tecnológico y los precios muy competitivos han encumbrado a ciertos conglomerados tecnológicos que manejan desde la producción de chips hasta la de pantallas, pasando por la del resto de tecnologías necesarias para un teléfono móvil.

El mercado de los móviles es tan duro que incluso gigantes como Google, que son los creadores del sistema operativo de la mayoría de móviles, tienen problemas para triunfar con sus propios productos.

Deja un comentario